3 consejos para emprender un negocio desde casa

La realidad es que emprender un negocio desde casa se ha convertido en algo bastante común.

La vida moderna ha hecho que muchas personas puedan optar a trabajar desde la habitación contigua a su dormitorio. Solo necesitan una mesa, una silla y su ordenador.

Pero ojo, se trata de un arma de doble filo.

Está genial emprender un negocio desde casa, dicen mucho que quienes lo hacemos tenemos la gran suerte de que podemos hacerlo en pijama.

emprender un negocio desde casa

Madre mía, ¿quién se cree que me levanto, y tal cual me cepillo los dientes y me siento como si nada a trabajar con el pijama y un moño mal hecho?

Entonces, ¿por qué decimos que se trata de un arma de doble filo?

Porque por un lado, es genial no tener que alquilar un espacio y poder trabajar desde un despacho en tu propia vivienda, más si empiezas un proyecto lo que buscas es ahorrar en costes fijos, ¿verdad?

Sin embargo, es peligroso por dos motivos:

  • Tenemos que asumirlo, es verdad que no te sientas con el pijama a la mesa, pero hay días que casi te lo planteas. Vamos, hace falta mucha fuerza de voluntad algunas mañanas cuando sabes que mientras los demás de acicalan, cogen el metro y toman un café en el starbucks, tu coges, te pones tu ropa más cómoda, vas a la cocina aspirando a máximo una nespresso y ya vas que te matas, andas cuatro pasos y ya estás en tu puesto de trabajo.
  • No tienes fin de jornada. Es como llevarse el trabajo a casa o peor, porque el trabajo nunca ha salido de casa siempre ha estado allí contigo, persiguiéndote en cada rincón de la vivienda, incluso cuando preparas la comida.

 

3 consejos para emprender un negocio desde casa:

 

 

1. Márcate un horario

Nos conocemos y muchos hemos pasado por eso, márcate un horario que sabes que vas a poder cumplir. Yo también me he emocionado pensando en “si me levanto a las 4:30 horas de la mañana, hasta las 23 horas de la noche, ¿cuántas horas me salen?, con eso lo peto fijo”.  Lo único que va a petar es tu cabeza, créeme.

2. Objetivos realistas:

Cuando empecé mi eCommerce algún día creí que era sobrenatural y que podía coser 10 veces más piezas de las que cosía habitualmente, cuando llegaba a la tarde llevaba menos que las que había conseguido hacer el día anterior, imaginad el fiasco, era todavía menos efectiva de lo que era habitualmente y encima la frustración era 10 veces mayor.

No os digo que os apalanquéis, pero si que es importante hacer una lista de las tareas de ese día y que sea factible de cumplir, porque cuando terminéis la jornada no hay nada más satisfactorio que ver que el día ha sido productivo y que habéis cumplido con todo.

Menos es más también en este caso (aunque ahora no te pases de vaguete eh).

3. Hay un momento del día que es sólo para ti:

Así es. Este punto a mi me costó dos años interiorizarlo, de hecho, todavía hoy me cuesta muchas veces. Es como si fueras el conejillo duracel, hasta que las pilas no se agotan no eres capaz de parar.

Piensa que llevas todo el día trabajando en tu proyecto, con todo lo que conlleva, de alegrías pero también de dolores de cabeza, lo estás haciendo desde casa muy probablemente, rollo ermitaño que no sale de su cueva (yo salía solamente para pasear a mis perros y menos mal que sino me daba un algo).

Tenéis muchas opciones:

  • Tomar unos minutos al día de no pensar en nada. Por ejemplo en verano, sal a la terraza o a un banco de la calle, siéntate 10 minutos y no pienses en nada.
  • Sal a caminar con tu música preferida, que te de el aire y canta a los cuatro vientos “súbeme la radio”.
  • Busca alguna actividad en la que puedas estar con gente y que te motive, puedes hacerlo un par de días a la semana, sabes que ese es tu espacio y tu momento de descanso.
  • Haz ejercicio. No es necesario que vayas al gimnasio, puedes marcarte unos días de salir a andar o en bicicleta por ejemplo. O realizar una actividad física que te anime como zumba por ejemplo que puede ser muy divertido.

Y tú, ¿tienes algún secreto para emprender un negocio desde casa?

 

Compartelo: Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *