4 reglas de oro para escribir un blog de éxito

Escribir un blog de éxito parece algo sencillo, sin embargo, actualmente la competencia es tan abrumadora, que son pocos los que consiguen diferenciarse y destacar sobre el resto.

Hemos creado una situación muy confusa. Hoy en día parece ser que cualquier persona que es capaz de crear un blog y escribir de vez en cuando, es un blogger. Sin menospreciar a nadie, eso es como llamar chef a alguien sólo porque cocina en su casa.

Pues bien, en el post de hoy vamos a enumerar las cuatro reglas de oro para escribir un blog de éxito y veremos porque un blogger no solo es alguien capaz de abrir un blog y empezar a escribir a loco de vez en cuando y sin un objetivo concreto. 

Escribir un blog es un trabajo, es algo mucho más que “no se qué hacer con mi tiempo voy a abrir un blog que la vecina me dijo que una amiga de su prima vive de eso”.

Las 4 reglas de oro para escribir un blog de éxito:

 

escribir un blog de éxito

 

1. La temática: sé un experto en la materia

Ojo, nadie está diciendo que tengas que ser Einstein para escribir un blog sobre ciencia.

Lo que si es fundamental, es que escribas sobre un tema que conoces, y es fundamental por los siguientes motivos:

  1. Si escribes sobre un tema que no dominas, pronto te vas a cansar. Piensa que un blog es como un trabajo, y un trabajo en el que la recompensa no llega de forma inmediata. Si no escribes sobre una temática que conozcas, el esfuerzo y tiempo que tendrás que emplear en investigar y documentarte es tal que, lo más seguro es que un día decidas cerrar el blog, porque no lo estarás disfrutando y solo serás capaz de pensar que es algo a lo que estás dedicando muchas horas sin tener ningún retorno.
  2. Tu audiencia se va a dar cuenta de que no conoces la temática porque los contenidos que compartes cojean y no son de calidad.  Así que, ¿por qué seguir el blog de ese tema escrito por alguien que no es experto cuando existen 10 más sobre lo mismo escritos por expertos en el sector?

2. Sé original y genuino: 

¿Cuántos bloggers hay en el mundo actualmente?

Recuerdo que en una clase de derecho un profesor dijo que en EUA había más abogados que taxis. Me da la sensación de que actualmente casi podríamos sustituir la palabra abogados por la de bloggers.

A menos que seas Einstein o Zuckerberg o alguno por el estilo, está todo inventando.

Busca en google y dime cuántos blogs de moda, deporte, bebés, viajes, etc. existen. No podrás contarlos ni con los dedos de las dos manos.

Por eso, hoy en día todo el mundo te dice (normalmente gente que ni si quiera escribe un blog de éxito, es lo más gracioso): “si vas a escribir un blog, hazlo bien, sé original, escribe algo que no exista”

Un momento, cómo voy a escribir sobre algo que no existe, ¿si no existe, a quién le interesa?

Está claro que lo hemos llevado un poco al extremo, pero es para deciros que lo que de verdad importa es que seas genuino y si, originales está claro, pero no tienes que inventar la rueda, sino hacer el tema tuyo, escribir desde tu perspectiva, con tus experiencias, con tu tono, tu experiencia.

Tienes que conseguir que la gente lea un post tuyo, un copy tuyo, y sea capaz de identificarte.

De eso se trata en realidad, porque no has inventado la rueda, pero la originalidad está en cómo lo cuentas, cómo lo vendes, cómo lo vives y lo explicas.

3. Constancia:

Piensa que hoy empieza una serie, una serie que te parece lo más y a la que te enganchas. Sabes que cada Martes ponen un capítulo en la TV, lo hacen así durante dos meses y de repente, casi sin avisar, dejan de publicar los Martes.

Un día haciendo zapping te das cuenta que es un Jueves y que dan un capítulo nuevo, pero hace dos semanas que no lo hacían. ¿Qué esta pasando?

A la semana siguiente vuelven a no dar el capítulo, y a la siguiente entonces resulta que lo ponen el Viernes por la noche, justo cuando te ibas a cenar.

Si no me equivoco, ¿esa incertidumbre hará que más pronto que tarde dejes de ser fan de esa serie verdad?

Lo mismo sucede con tu blog.

Como todo trabajo en esta vida, la constancia es el camino al éxito.

Y cuando hablamos de constancia no hablamos sólo de publicar contenido en el blog, hablamos además de todo el trabajo que hay detrás. De investigar, de ponerte al día, de pensar ideas, de elaborar un calendario editorial, de anticiparte a la competencia, de mejorar tus posts, de interesarte por lo que quiere la audiencia, por lo que necesita, etc.

Un blog en el que escribes cuando te apetece porque no tienes nada que hacer esa mañana, es un blog que nunca triunfará, ni siquiera podrá llegar a obtener un volumen de visitas que se asemeje al volumen que hace que tu blog empiece a considerarse como un buen blog.

Imagínate entrar en el blog de un profesional del sector y darte cuenta que hace dos meses que no publica, no inspira profesionalidad y lo más probable es que ni siquiera inspire confianza.

4. Crea una línea editorial:

Es importante identificar a qué público vas a dirigirte, qué es lo que le interesa, cuáles son sus necesidades  y cómo vas a ayudarle.

Cuando haces de tu blog más que un hobby, no hablamos de escribir de vez en cuando sobre lo que te apetece, sino que tu objetivo es ofrecerle a tu público lo que ha venido a buscar a tu blog, contenido de calidad acorde con sus intereses e inquietudes.

Para cumplir con este objetivo es fundamental crear una línea editorial, sobre qué temas (dentro de la temática “madre”) vas a escribir.

Es decir, si yo por ejemplo tengo una tienda de productos textiles ecológicos para bebés, me interesa hablar en mi blog de lo importante que es que los bebés utilicen algodón ecológico en su día a día, de sus beneficios, de cuáles son las diferencias con la ropa sintética o cómo le puede perjudicar al bebé.

Si en cambio tengo una tienda online en la que vendo un extractor de zumos, me interesa hablar de los beneficios de la fruta y la verdura, de las ventajas de tomar este tipo de zumos, o incluso de cómo llevar un tipo de vida saludable, porque eso es lo que viene a buscar el usuario cuando entra en mi blog, y es a través de estos contenidos de calidad como le voy a convencer.

El consejo de oro:

Nuestro consejo es que lo disfrutes, que pongas pasión en lo que escribes y que sigas estas cuatro reglas de oro, porque entonces estarás en el camino de conseguirlo, porque ese trabajo, ese conocimiento y esa pasión, traspasa las pantallas y hace que el usuario se enganche y quiera más de ti, lo que poco a poco se irá multiplicando.

Compartelo: Facebook Twitter LinkedIn Google

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *